Suscripción a 1 de 500.

Con Rubalcaba ganamos todos.


Este artículo quiero dedicarlo al candidato a la Secretaría General del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba. Es actualmente la persona idónea para ocupar un puesto en el Congreso con la inmensa tarea de dar contundente réplica y realizar un control sobre el Gobierno de Mariano Rajoy, presentar propuestas que han recibido el aval de una gran parte de españoles y devolver a su partido la dignidad política que la crisis ha horadado.

Cierto es, no seré yo quien lo niegue, que el PSOE tendrá que realizar algún día una renovación generacional muy profunda que “jubilará” a gran parte de los máximos dirigentes que todos conocemos, entre ellos estará Rubalcaba. Pero ese día no es ahora, como tampoco lo es y así lo han entendido en el Partido Popular que tampoco ha abordado ninguna regeneración, la casi totalidad de Ministros, Secretarios de Estado y Presidentes de Comunidades Autónomas del PP son de la escuela de José María Aznar, e incluso algunos son compañeros de Fraga. Es obvio que España vive un momento especial, difícil a nivel económico hasta el punto que los cambios bruscos provocan alteraciones a nivel industrial, de inversión o hasta en el consumo. Que nadie espere, por lo tanto, movimientos extremos ni un radical giro en el seno del PSOE.

La derrota electoral del 20 – N se hubiera producido con cualquier candidato, sin candidato y hasta fichando a Obama si nos ponemos a divagar. ¿Alguien piensa que Sarkozy saldrá indemne de las presidenciales francesas? Como tampoco lo superó antes Gordon Brown, José Sócrates o el propio Berlusconi. Y en su momento, la factura la pagará la todopoderosa Merkel.

Ningún mandatario escapará de esta crisis sin laceraciones, la política no es ajena a los embates de la economía. En un mundo tan globalizado, donde los inversores mueven sus inversiones a gran velocidad por los diferentes mercados, cualquier medida tiene repercusión y la debacle electoral del socialismo español es consecuencia de la urgencia ciudadana por atisbar una solución a los grandes males que el desempleo y la carestía ha llevado a los hogares. Ponen en manos de quien mejor ha sabido trasladar la imagen de solvencia, el desempeño de las funciones gubernamentales con la esperanza de que sepa timonear una respuesta universal y milagrosa a los problemas de España.

Esa es la lectura más sencilla de los acontecimientos, las cifras y la estadística pondrán negro sobre blanco para corroborar con datos la veracidad de lo que acabo de expresar. Pero, de igual manera, se está corriendo el rumor hasta hacerse creíble por repetición, acerca del desplazamiento de votantes hacia la derecha popular por parte de los socialistas desencantados por –según algunos– la radicalización de Zapatero. Esta misma versión, sería la clave que justificaría un centralismo del partido para recuperar esa masa.

No estoy de acuerdo, las urnas han arrojado un crecimiento relativo del PP en cifras mínimas de partido que forma Gobierno. La diferencia de votos entre PP – PSOE no es un trasvase de esa masa supuestamente centrista que se incomoda y huye a la “moderación” de Rajoy. Eso es lo que cualquier estratega bienintencionado del PP diría para hacer creer algo que sabe, de seguro, no atajará el verdadero agujero que representa el enojo del socialista de siempre que ha visto recortados sus derechos laborales (la Reforma Laboral facilitó ampliamente el despido barato por la mitad de la indemnización para multitud de empresas en situación crítica de viabilidad, la concatenación ilimitada de contratos temporales, etc.) o sufrido los gravámenes y el rigor de las necesarias pero duras medidas de carácter impositivo (recorte del 5%, subida del IVA, no ampliación del SMI como se prometió, eliminación de medidas sociales de ayuda, etc.) ahí radica el mayor grueso de votante socialista perdido.

No es cuestión de buscar culpables, de eso ya se encargaron otros durante la anterior Legislatura, sino de reconocer la dimensión real de lo sucedido. Y es, por un lado el distanciamiento al que se ha sometido al trabajador con las medidas exigidas por Europa e incluso marcadas desde Estados Unidos, paradójicamente el artífice primero de lo que se nos vino encima; y de otra parte la dramática situación que un modelo productivo excesivamente dependiente del sector inmobiliario, ha causado con la altísima cifra de desempleados en nuestro país, la gran mayoría pertenecientes a las capas sociales más cercanas al socialismo. Luego vino la responsabilidad del gobernante (el “cueste lo que cueste, me cueste lo que me cueste” de José Luis Rodríguez Zapatero) que tuvo la obligación de atajar soluciones al avispero que desde todos los ámbitos: interno con una oposición en pleno atacando sin cuartel y no aportando propuestas sino la crítica más destructiva y desde el exterior con los tan cacareados mercados vapuleando  el interés de la deuda y la mencionadísima prima de riesgo escalando sin control, a la par que se nos acusaba de hundir el €uro y formar el clan de los PIGS.

A esa conjunción de hechos, de sobra conocidos, se intentó vanamente remediar con diversas reformas legislativas por el anterior Ejecutivo, lo que fue interpretado, producto también de una hipersensibilización del ciudadano y una derecha cohesionada para golpear en tromba, como la rendición de Zapatero (que hacía caso a Botín, a la CEOE o que le mandaba la canciller alemana) y de ahí emana la verdadera hecatombe socialista.

¿Resultado? Izquierda Unida no conseguía, desde tiempos de Anguita unos resultados tan beneficiosos, UPYD con apenas recorrido político se abre hueco a nivel nacional. Los grandes semilleros del voto socialista caen rendidos desde el mismo núcleo autonómico a los cantos de sirena del PP como castigo, al entender incapacidad o anquilosamiento (Extremadura, Castilla la Mancha, Aragón y en breve Andalucía) o al nacionalismo por analogía política (CIU en Cataluña y en breve, PNV – AMAIUR en Euskadi). ¿Trasvase de votos hacia el PP o derrota moral del socialismo por la crisis que esfuma el voto?

Rubalcaba tiene la gran oportunidad de reconstruir al PSOE, pero no de transformarlo. ¡Cuidado Alfredo! No te confundas, no hagas caso a quienes intentar medrar primero y aconsejar después, no derives al centro que ahí ya hay muchos (PNV, CIU, UPYD,…) y de vez en cuando merodea también el PP para rascar descontentos, es un camino de no retorno, nadie entendería al PPSOE.

Rubalcaba tiene capacidad de convicción, gran inteligencia, conocimiento político y una experiencia total para saber rodearse de los mejores y preparar el camino a la Moncloa y también, su salida llegado el momento, alcanzado ese día que cambiará desde la raíz el PSOE cuando España también esté preparada y en condiciones de hacerlo. Pero no es necesario rasgarse las vestiduras y renunciar a los valores históricos, el PSOE siempre mantuvo su compromiso con los trabajadores, los más desfavorecidos, con las mujeres, los jóvenes y apoyó las causas sociales, la educación, sanidad y su acceso asequible o gratuito para todos. No perdamos de vista que también hay un toque de izquierda que reclama ideológicamente posturas como el pacifismo, la República, ecologismo o libertad sexual y vital. No está exento el futuro de contar con ellos, deberá tenerlos en cuenta, incorporarlos al discurso y reconciliarse consigo mismo.

Se puede ser europeísta, como Felipe González y global como Zapatero, sin necesidad de exacerbar la patria, derogar competencias autonómicas o penalizar determinados sentimientos de anexión a la propia tierra en determinadas regiones. Dejarse llevar por las críticas de otros, es pisar terreno baldío pues nunca será para bien y esos mismos son los primero que manifiestan complejos en su propia concepción democrática.

Finalizo esta extensa diatriba, animando a Alfredo Pérez Rubalcaba para que gane en Sevilla y realice una valiente oposición, sin miedo a que le acusen de nada pues el fin de ETA o la disminución de las muertes en carretera a la mitad, entre otros logros, son suficiente aval para ir con la mirada al frente bien alta. Y que Rubalcaba no se desgañite por Andalucía, tiene que hacer su propia penitencia, saborear a la derecha y reconstruir el PSOE – A que es el mejor servicio que necesita el partido en la comunidad andaluza, después vendrán las alfombras levantadas en la Junta, pero también algún día llegará el turno de ver que pasó en Valencia, Madrid, Castilla León, etc. No hay que ir con miedo al reproche, ni con el tú más, saber de qué va esto es suficiente. Habrá de ganarse a los jóvenes, a los padres de familia, a las mujeres de España si Alfredo aspira a conquistar el Gobierno, pero queda tiempo y es la mejor noticia.

Suerte para Rubalcaba, porque sinceramente, con Rubalcaba ganamos todos.

2 comentarios:

  • Anónimo says:
    17 de enero de 2012, 22:27

    Estoy totalmente deacuerdo con tu publicación, me parece muy acertado tu planteamiento.
    angels

  • Anónimo says:
    28 de enero de 2013, 7:18

    After getting more than 10000 visitors/day to my website I thought your 1d500.blogspot.com website also need unstoppable flow of traffic...

    Use this BRAND NEW software and get all the traffic for your website you will ever need ...

    = = > > http://get-massive-autopilot-traffic.com

    In testing phase it generated 867,981 visitors and $540,340.

    Then another $86,299.13 in 90 days to be exact. That's $958.88 a
    day!!

    And all it took was 10 minutes to set up and run.

    But how does it work??

    You just configure the system, click the mouse button a few
    times, activate the software, copy and paste a few links and
    you're done!!

    Click the link BELOW as you're about to witness a software that
    could be a MAJOR turning point to your success.

    = = > > http://get-massive-autopilot-traffic.com

 

Blogger news

Aquí se muestra toda mi actividad en Twitter.

Blogroll

About

Sitio certificado por
Anuns
2 bedroom houses
lavoro accessori